¿Puede el Magnesio Ayudarme a Perder Peso?

Cirugía para la Pérdida de Peso¿Puede el Magnesio Ayudarme a Perder Peso?

El magnesio y la obesidad

Una causa probable por la cual hay una baja de magnesio en suero en la juventud obesa es la baja ingesta de magnesio. Estudios muestran que la ingesta de magnesio en menores obesos era baja comparada con menores delgados. La hipomagnesiemia (magnesio en suero 0.78 mmol/l) estaba presente en el 27% de menores delgados y el 55% en menores obesos. El cuerpo reacciona activando cientos de enzimas en el cuerpo. El magnesio le ayuda a aprovechar mejor lo que ingiere para que quede satisfecho sin requerir más alimento del que en realidad necesita.

Ya que las condiciones como la resistencia a la insulina y la diabetes están fuertemente relacionadas con la obesidad, el control de los niveles de azúcar es un factor clave para mantener un peso saludable. Cuando hay suficiente magnesio en el cuerpo, la insulina funciona apropiadamente y la glucosa en la sangre es utilizada como energía. La deficiencia de magnesio causa que la insulina no funcione adecuadamente, dando como resultado presión alta y almacenamiento de grasa. El magnesio es un co-factor de muchas enzimas involucradas en el metabolismo de la glucosa. También, el magnesio, tiene un rol importante en la función de la insulina, y la insulina estimula la absorción de magnesio en el tejido sensible a la insulina. El magnesio se necesita tanto para el uso apropiado de glucosa como para la señalización de insulina. Las alteraciones metabólicas en el magnesio celular, el cual puede jugar un papel como un segundo mensajero para la acción de insulina, contribuyen a la resistencia de la insulina. El magnesio es necesario para extraer energía de los alimentos y para la función optima de la insulina. Entre más energía obtenga de los alimentos, ya no habrá necesidad de comer más para sentirse bien.

Estrés

El manejo del estrés es una de las claves más importantes para combatir la obesidad, y el magnesio es un nutriente vital para reducir el estrés. Estos sucede por que el magnesio ayuda a mantener sanas las glándulas suprarrenales. Estas son las glándulas que controlan la secreción de adrenalina y cortisol, dos hormonas relacionadas a la respuesta del estrés. Mientras que estas hormonas son vitales, muchas de esta causan el sobrepeso y otras problemas de salud. El magnesio ayuda a controlar estas hormonas al igual que regula la respuesta del sistema nervioso. AL haber una deficiencia de magnesio, el sistema nervioso se sobre estimula, lo cual conlleva a irritación, nerviosismo y estrés. Cuando hay suficiente magnesio, la mente y el cuerpo pueden finalmente relajarse y revertir los efectos del estrés.

Magnesio: ¿Qué es?

El magnesio es el cuarto mineral más abundante en el cuerpo y es esencial para una buena salud. Aproximadamente el 50% del magnesio en el cuerpo se encuentra en los huesos. La otra mitad se encuentra predominantemente dentro de las células del tejido del cuerpo y órganos. Solo el 1% se encuentra en la sangre, sin embargo, el cuerpo se esfuerza por mantener los niveles de magnesio en la sangre contante.

El magnesio es necesario para más de 300 reacciones bioquímicas en el cuerpo. Ayuda a mantener funcionales musculares y nerviosas normales, mantiene un ritmo cardiaco estable, y ayuda a mantener los huesos fuertes. El magnesio también ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre, y es conocido que se involucra con la energía metabólica y en la síntesis de proteínas.

Ha habido un incremento en el interés de la función de magnesio en la prevención y manejo de desordenes como hipertensión, problemas cardiovasculares y diabetes. Los suplementos de magnesio son absorbidos en el intestino delgado. El magnesio es extraído por medio de los riñones.

Los vegetales verdes como la espinaca son buenas fuentes de magnesio ya que el centro de la molécula de clorofila (la cual da el color verde de los vegetales) contiene magnesio. Algunas legumbres (frijoles u chicharos), nueces y semillas y granos, enteros, también son buenas fuentes de magnesio. Los granos refinas sueles tener una baja cantidad de magnesio. Cuando la harina blanca es refinada y procesada, el germen y el salvado rico en magnesio son eliminados. La diabetes da como resultado la producción insuficiente y/o ineficiente del uso de insulina. La insulina es una hormona generada por el páncreas y ayuda a convertir el azúcar y el almidón del alimento a energía para mantenerle con vida.

Hay dos tipos de diabetes: tipo 1 y tipo 2. El tipo 1 es el más diagnosticado en niños y adolescentes, y es el resultado de la inhabilidad de generar insulina. La diabetes tipo 2, la cual también es conocida como diabetes de adultos, es el tipo de diabetes más común. Es comúnmente visto en adultos y está más asociada con la inhabilidad de utilizar la insulina generada por el páncreas. La obesidad en un factor de riesgo para desarrollar diabetes tipo 2. En años recientes, los índices de diabetes tipo 2 han aumentado junto con los índices de obesidad.

Magnesio y enfermedades cardiovasculares

El metabolismo del magnesio es muy importante para la sensibilidad a la insulina y regulación de la presión sanguínea. La deficiencia de magnesio es muy común en individuos con diabetes. La relación observada entre el metabolismo del magnesio, la diabetes y la presión alta aumentan la posibilidad de que la metabolización del magnesio influya en los problemas cardiovasculares.

El magnesio y la osteoporosis

La salud ósea está respaldada por muchos factores, entre ellos el calcio y la vitamina D. Sin embargo, ciertas investigaciones sugieren que la deficiencia de magnesio puede ser un factor riesgo adicional para contraer osteoporosis postmenopáusica.

La leptina y el magnesio

La nueva tendencia en la obesidad es ver cual rol juega la leptina. La leptina es una hormona que desencadena la sensación de saciedad. La deficiencia de leptina puede causar el comer de más, obesidad y enfermedades relacionadas con la obesidad.

La mayoría de las personas no tienen una deficiencia de leptina, si no que pierden la sensibilidad a la leptina, la cual se llama resistencia a la leptina. Al igual que la resistencia a la insulina, es posible tener leptina de más, pero como el organismo no la utiliza de forma eficiente, da la sensación de hambre. Este es un serio problema de salud. En si, la persona se esta sobrealimentándose pero la percepción del cerebro es que esta hambriento porque en realidad no esta consumiendo nutrientes esenciales como el magnesio.


Llamar Chat