Seguridad en Cirugía Bariátrica

Cirugía BariátricaSeguridad en Cirugía Bariátrica

La mayoría de las personas no busca ayuda quirúrgica.

A pesar de haber mucha información disponible en materia de obesidad, que claramente demuestra los grandes beneficios para la salud que ofrecen los procedimientos para reducción de peso o bariátrica, la gran mayoría de la personas con este padecimiento no solicitan estos servicios. En nuestra experiencia el no tener acceso a dichos servicios y/ó el miedo a sufrir alguna complicación relacionada con el procedimiento, son las razones principales por las cuales las personas no buscan ayuda quirúrgica.

¿Por qué no buscan ayuda?

Existen muchos tabús y desinformación acerca de la seguridad de los procedimientos para reducción de peso, que sin duda es una de las principales preocupaciones, si no es que la mayor, para tomar la decisión de ser sometido(a) a este tipo de cirugía; a pesar de resultados recientes que demuestran una disminución significativa en la incidencia de complicaciones comparado con hace 10 años. Por ejemplo la incidencia de fugas en zonas de engrapado a disminuido en más de 50%, siendo actualmente aceptada una incidencia menor al 1% para la  gastrectomía en manga y el Bypass gástrico. Todo esto es producto de los avances tecnológicos y del cúmulo de experiencia en la última década.

El porque somos tu mejor opción

La cirugía segura es nuestra principal prioridad en OCC, con 0% de mortalidad en más de 14 años de experiencia con un gran número de pacientes. Tampoco hemos reportado ni una sola fuga o fistula en los procedimientos con técnica de engrapado (Manga y Bypass gástricos) incluyendo todos los casos de cirugía de revisión.

Para ofrecer este tipo de resultados se tienen que reunir varios elementos. Es claro que la experiencia, habilidad quirúrgica y desarrollo de técnicas avanzadas y seguras con los equipos más moderno juegan un papel importante, sin embargo la responsabilidad no solo recae en el grupo quirúrgico, sino, también depende en gran medida de la preparación preoperatoria del paciente y el apego a las indicaciones preoperatorias; tales como son: una buena nutrición, suplementar con vitaminas y preparados proteicos, pérdida de peso preoperatorio, control adecuado de enfermedades preexistentes, una rutina de ejercicio semanas antes de la fecha de programación y realizar todos los protocolos de estudio necesarios para cada caso individual. Al igual que dejar hábitos nocivos como el tabaco.

Un paciente bien preparado y en manos de un equipó médico-quirúrgico bariátrico experimentado y dedicado a la práctica de cirugía segura, es extremadamente raro que una complicación seria se presente. Es racional tratar de vencer los miedos personales y buscar ayuda para una problemática tan seria como lo es la obesidad, que difícilmente se puede manejar con métodos no quirúrgicos.

 

"El mayor riesgo es el de no hacer nada para tratar la obesidad".


Llamar Chat